Seguidores

12 ene. 2010

Cesto colgado


Año 1991

La extrema sencillez de este cesto colgado en la pared y el clavo que lo sostiene casi resalta más que el pañuelo blanco que pende de él.

Una peculiar representación de las cosas cotidianas que nos rodean y a las que a veces no les damos la mayor impotancia.

4 comentarios:

  1. Es muy realista el cuadro y su sencillez manifiesta también lo cotidiano y que a fin de cuentas en las cosas pequeñas es donde se ven las grandezas y lo que te reporta felicidad.
    Me gusta el cuadro y me alegra más la idea de seguir disfrutando con este tipo de arte.Saludos y hasta la próxima entrada.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, Marise, la felicidad está en todas las pequeñas cosas que nos rodean y en saber apreciar lo que tenemos.

    Un beso muy fuerte de parte de mi madre y un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Hay arte, y se ve bonito.

    Un gusto estar en tu blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Salvador, es todo un halago viniendo de un artista de las letras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario.